Sant Miquel Del Fai

Sant Miquel Del Fai es un espacio natural a poca distancia de Barcelona. Se encuentra en la localidad de Bigues I Riells y se accede a él desde Sant Feliu De Codines. Esta relativamente cerca de Barcelona,  a una escasa hora en coche y ya en su último tramo del viaje podremos disfrutar de estupendas vistas; y es que el paisaje que rodea este espacio es uno de sus mayores atractivos, entre otras cosas.

Comenzamos la visita en la Plaza de la Abadía, tras haber dejado atrás el Paso de la Foradada y donde se alza la Casa del Priorat.

Este Monasterio Benedictino se alza sobre el Valle del Tenes, y desde él podemos tener una impresionante vista de todo el vallé. Es además el primer edificio que encontramos al comenzar nuestra ruta andando por la agujereada. Nos acompañaran parte del viaje un pequeño riachuelo que recoge las aguas filtradas de las lluvias y del deshielo.

Llegamos a la Terraza mirador desde donde tendremos una espectacular vista de todo el  Valle Tenes con Bigues I Riells al fondo.

Continuando nuestro recorrido llegamos a la Iglesia de Sant Miquel, una hermosa capilla del siglo X que tiene por peculiaridad ser la única iglesia románica construida debajo de una cueva.

Haremos este recorrido por un pasillo de piedra acorde con el entorno, una vez salgamos de él, llegaremos a una plaza donde hay ubicados una sala de audiovisuales y un pequeño museo.

Siguiendo nuestro recorrido llegaremos a unas escaleras que bajan por la montaña. Estas nos conducirán a la entrada de  la Cueva de Sant Miquel. Su entrada medio escondida en la roca lleva hacia un pasillo interior. Allí las paredes chorrean agua constantemente y por su acción sobre la roca se han formado estalactitas y estalagmitas y pequeños estanques. La cueva fue descubierta en 1836 y está habilitada para que todo el mundo pueda visitar.

Volvemos a subir las escaleras y retomamos el camino principal, nos toparemos con una escultura sentada en un banco. Se trata de la escultura a Josep Pla, escritor y periodista catalán. Nos encontramos en la Plaça del Repòs, un espacio de silencio y paz.

Continuamos para llegar al Llac de les Monges, un pequeño lago escondido bajo la roca y que marca el comienzo de una especie de pasillo interior en la montaña que nos permitirá pasar por detrás del espectacular salto de agua del río Tenes.

Comenzamos ahora el camino a la ermita, antes de llegar a ella dispondremos en un desvío a nuestra derecha de una zona de picnic, una zona infantil y aseos. Podemos hacer aquí un pequeño descanso antes de afrontar el último tramo de nuestra ruta.

Bien, con energías renovadas  llegamos a la ermita de Sant Martí que data del siglo X y esta recientemente restaurada.

Por último llegamos a la Cova de les Tosques, a las que podremos acceder previamente nos hayan  suministrado un casco de protección para la cabeza, existe una caseta con un supervisor justo a la entrada que los proporciona gratuitamente. Y es que en su interior nos encontraremos con grutas estrechas que se adentran en la montaña.

Aquí finaliza nuestro recorrido por Sant Miquel del Fai.